Embajada en Sudáfrica

Mateo Uriburu

El juvenil Mateo Uriburu, de 17 años, falleció el pasado domingo 9 de marzo, luego de una arritmia que sufrió unos días antes esa misma semana en Ciudad del Cabo, en medio de una gira en la que participaba como integrante de los equipos del San Isidro Club por suelo sudafricano.

Tras arribar a Sudáfrica el domingo 2 de marzo de 2014, con una delegación compuesta por más de 100 personas (90 jugadores), el martes pasado el plantel realizó los primeros movimientos de calentamiento, pero en el inicio de la actividad, casi sin haber trotado, Mateo Uriburu despertó la alarma de los entrenadores, dirigentes y padres que acompañaron a los chicos en la gira, al caer desplomado sobre el césped.

Mateo fue tratado durante la última semana en Ciudad del Cabo, pero luego de varios días de permanecer en cuidados intensivos, su estado de salud se agravó y el domingo por la mañana fue declarado muerto clínicamente por las autoridades sanitarias sudafricanas, aunque su familia decidió que permaneciera con vida, conectado a un respirador artificial, a la espera de un milagro.

El día martes 11 de marzo se celebró una Misa en la Iglesia de St. Bernard's, Newlands, para rezar por su salud, y esa misma noche, su muerte fué confirmada. 

 

Carta de su familia en agradecimiento:

Cape Town (RSA) y sus habitantes, se unen para siempre a la historia de mi familia a través de un episodio cuyo dolor capitalizaremos. Mateo Uriburu vino desde Argentina, atraído por la mística del rugby  en este país.  Fiel a los valores de este deporte dejo una huella hacia su nuevo Hogar.
Sus padres (Ana y Juan), su Tío (Alejandro) y sus hermanos (Catalina, Delfina, Juan, José y Santiago) no tenemos más que palabras de agradecimiento por la solidaridad espontánea de tanta gente. Ustedes tienen estos nuevos amigos en Argentina…
Nuestro abrazo,
 

Familia Uriburu 
(ingjuanmuriburu@hotmail.com)
 

agencia argentina de inversiones y comercio internacional

Fondo argentino de cooperación sur-sur y triangular